lunes, 18 de julio de 2011

NOCHE DE TABLE


NOCHE DE TABLE (Relato + Foto + Video)

La historia que vamos a contarles es la experiencia más excitante que hemos vivido mi Mujercita y Yo. Resulta que en unas vacaciones que fuimos a la playa mi Mujercita se compro un vestidito negro muy cortito y entallado al cuerpo que se le veía espectacular acompañado de unos taconcitos que le paraban las nalgas riquísimo y una mini tanguita blanca de teibolera de esas llamadas de columpio.

Les dejo unas fotos de muestra para que quede más claro como estaba vestida mi Mujercita. Por cierto después subo la sesión de fotos con su vestidito negro más un video caminando por la calle con el vestido, también tengo una sesión completita de fotos con la tanguita blanca, si sus comentarios logran motivar y calentar a mi Mujercita subo las dos sesiones con todo y video.


Volviendo al relato: Salimos por la noche de antro, yo me moría de ganas por presumir a mi Mujercita y la verdad desde que la vi vestida me puse súper caliente me saboreaba el regreso, ya algo alcoholizados seguro nos esperaba una noche muy cachonda y pasional (nunca imagine lo que viviríamos más tarde).

Llegamos a un bar donde había buena música y comenzamos a beber, los dos teníamos muchas de ganas de pasar un buen rato. Desde que entramos al lugar todos se tragaban a mi Mujercita con los ojos y no era para menos de verdad se veía muy sexy y cachonda, para colmo o mejor dicho para deleite de todos los hombres incluido yo; nos toco en el segundo piso del bar así que cuando subimos se le vio el inicio de sus ricas nalgas y el blanco de su tanga, las benditas escaleras tenían espacio considerable entre un escalón y otro con lo cual el show que tuvieron los que estaban sentados cerca fue sensacional y muy revelador.

Teníamos ya algunas horas bebiendo y pasándola bien, no sé si fue que ya estaba algo mareado o simplemente me di cuenta que la atmosfera de la noche estaba perfecta para cumplir una fantasía que teníamos los dos así que me arriesgue y le propuse a mi Mujercita seguir la fiesta en un “table dance” era algo que habíamos platicado mucho anteriormente pero nunca habíamos tenido la oportunidad realizar. Ella lo pensó un poco y me dijo, “si tu quieres vamos a mi si me dan muchas ganas de ir” de inmediato aproveche su respuesta y antes de que cambiara de opinión pedí la cuenta y nos fuimos tan deprisa que se nos olvido entrar al baño, afortunadamente el coche lo dejamos en una calle un poco oscura y ahí aproveche para orinar, cual va siendo mi sorpresa cuando mi Mujercita me dice, “ya no aguanto yo también voy hacer aquí” (eso era algo nuevo) pensé que no se atrevería y zas que se sube el vestido dejando sus nalgotas al aire se pone en cuclillas se hace la tanga a un lado y a orinar se ha dicho, eso me puso muy caliente y me dio la mejor señal de que ella también estaba a mil, muy desinhibida y dispuesta a todo. Nos dirigimos a un table que habíamos visto, en el trayecto mi Mujercita venía a mi lado masturbándose de lo lindo y con las tetas de fuera yo sentía que me reventaba de lo caliente que estaba.

Les dejo un pequeño video de muestra del momento donde viene desnuda en el coche con las tetas y la panochita de fuera.

http://www.fotoblow.com/video/9494/video-relato.html

Llegamos al dichoso lugar pregunte si podíamos pasar los dos y me dijeron que sin problema, pago la entrada $250 pesos por persona (algo caro pensé) y me entregan dos boletos que decían valen por un sexi (después de esto el precio me pareció justo), mi suerte seguía mejorando cada vez más.

Entramos al lugar y nos sentamos en una mesa que estaba en un pequeño desnivel elevado con muy buena vista hacia la pista y muy buena vista de los espectadores hacia nuestra mesa, además de unos silloncitos muy cómodos. Los hombres que se encontraban en el lugar desde que entramos no dejaban de ver a mi Mujercita y eso la ponía y me ponía muy caliente. Comenzamos a ver el show que daban las chicas del lugar (muy buenas por cierto, tenía mucho que no iba a un table con viejas tan buenas) y seguimos bebiendo para no perder el ritmo. Todavía no acaba de bailar la primer chica que nos toco ver y mi Mujercita ya me estaba sobando la verga por encima del pantalón, voltee a verla y tenía una cara de excitación, cachondes y lujuria que nunca le había visto sin duda esta nueva experiencia para ambos la tenía vuelta loca. Me pidió que la tocara abrió sus piernas y dejo ver aun más su panochita cubierta por esa diminuta tanga, digo que dejo ver aun más porque con lo diminuto de su vestido cuando nos sentamos nos dimos cuenta que se le veía su tanguita y que todos en el lugar incluidos los meseros que por alguna extraña razón no dejaban de pasar por enfrente de nosotros y de atendernos de maravilla; no le quitaban los ojos de encima a la panochita de mi Mujercita (por cierto era fácil verle su tanga porque por el tipo de tela y el color con las luces del lugar brillaba como si trajera un foco prendido) cuando la toque por encima de tu tanga parecía que había metido su tanguita en un bote con agua estaba mojadísima era impresionante en mi vida la había visto y sentido tan mojada las caras que ponía cuando la tocaba me volvían loco tenía la verga paradísima y sentía que me reventaba.

Seguimos bebiendo y viendo viejas besándonos apasionadamente y tocándonos por encima de nuestra ropa, la situación se ponía cada vez más cachonda y nosotros súper excitados y más calientes que nunca. Mi Mujercita me decía que la excitaba ver como las teiboleras hacían los sexis a los diferentes hombres que estaban ahí, que esa noche ella era mi puta, mi teibolera y que me iba hacer un sexi (yo me frotaba las manos y pensaba, cuando regresemos a nuestro cuarto no me la voy acabar) en eso me dice mi Mujercita, “siéntate a medias de los dos sillones”; yo pensé que me quería tener más cerca de ella y me recorrí. Veo que se pone de pie y se contonea un poco al ritmo de la música para después montarse encima de mí y decirme al oído “me tienes bien caliente espero que disfrutes tu sexi” me quede con los ojos cuadrados y la boca abierta. Comenzó a moverse riquísimo restregando su panochita en mi verga yo aproveche y le saque las tetas del vestido (no llevaba brasiere por cierto) y comencé a chuparle las tetas y sus ricos pezones, levante su vestido dejando al descubierto su hermosas nalgas era riquísimo mi Mujercita con el vestidito negro enrollado a la mitad de su cuerpo con las tetas y las nalgas a la vista de todos. Comencé a acariciar sus nalgas y por encima de su hombro pude ver que la atención de absolutamente todos estaba puesta en nosotros, eso me calentó todavía más. Más besos, más caricias estábamos poniéndonos el faje de nuestras vidas en un table dando show a la vista de todos los ahí presentes. No se imaginan las caras de todos era de verdad súper excitante la manera en que veían a mi Mujercita y más porque desde donde estábamos le daba la espalda a más de la mitad de los ahí presentes por lo tanto tenían una vista inigualable de su hermosas nalgas.

Cuando pensé que las cosas no podían ser más cachondas y atrevidas mi Mujercita me dice al oído, “dedeame” y yo “!qqquuueeee¡” “sí, méteme el dedo por favor así como estamos por atrás de mis nalgas” montada como la tenía se inclino más hacia mí levantando su ricas nalgas y quedando expuesta al máximo para toda la bola de mirones que no perdían ni el más mínimo detalle de nosotros; hice a un lado su tanguita y le metí dos dedos en su mojadísima panocha “aaayyyy papi sssiiii” “que rico papi aaaayyyy sssiiii sssiii” mi Mujercita comenzó a gemir riquísimo disfrutando de la metida de dedos que le estaba dando, sentí que se mojaba cada vez más hasta que termino gritando y disfrutando de un sensacional orgasmo.

Después de terminar me dice “te gusto tu sexi” y yo le respondí “creo que lo disfrutaste más tú” nos reímos un poco y seguimos disfrutando de la noche, el alcohol y las teiboleras. Cuando vi que se estaba acomodando su vestidito le pedí que se dejara las tetas de fuera y que continuara también con las nalgas y su panochita al descubierto, como siempre me dio gusto, yo no dejaba de acariciarle sus piernas y sus tetas la besaba con si fuera la última vez que podría hacerlo, después de un rato me dice voy al baño se acomoda su vestido y se levanta no quiero decirles la cara de imbéciles que tenían todos al verla y como se la tragaban cuando pasaba cerca de sus mesas me volteaban a ver con envidia como diciendo “no mames de donde la sacaste” ya se imaginaran el orgullo y la satisfacción que sentía. Cuando regreso mi Mujercita me dice que escoja a dos de las chicas para que me hagan mis sexis que quería verme tocar a otra mujer. Para ese entonces yo ni me acordaba de los boletos de los sexis y le pregunte “¿de verdad quieres que me hagan los dos sexis?” “sí, quiero verte tocar a otra mujer eso me pone cachonda” nunca me había dicho algo así ella siempre había sido muy reservada con en el hecho de agregar a otra mujer a nuestras aventuras, “otro hombre si lo puedo considerar pero otra mujer no” siempre había sido su respuesta.

Escogí a las chicas y disfrute de mis sexis, primero con una chava de tez blanca que tenía muy buen cuerpo, tetas, nalgas cintura en fin muy completa la muchacha; después con una negra muy guapa que tenía unas nalgas impresionantes ya saben que las negritas son de nalga ancha. La verdad los disfrute mucho, me gusto y me divertí pero ninguno de los sexis estuvo como el que me había hecho momentos antes mi Mujercita ella fue la mejor de las tres me cae de madre sino.

Ya casi para irnos se sentaron atrás de nosotros un grupo de cinco brothers que llegaron tarde al show de mi Mujercita así que no quise desperdiciar la oportunidad de exhibirla ante nuevos espectadores y la comencé a besar de nuevo, le subi su vestido dejando libres sus nalgas y le saque las tetas para comenzar a chupárselas y a acariciárselas. Pude darme cuenta que se estaba excitando muchísimo nuevamente y le pregunte que si le gustaba y me dijo: “sí me encanta pero más me gusta que los cinco chavos que están sentados atrás de nosotros ya se pararon uno por uno para ver como me mamas las tetas” “te excita que te vean” “si me encanta, voltea para que veas como los tengo”. Me di la vuelta y los cinco estaban disfrutando al máximo de mi Mujercita, le dije a mi Mujercita que ya nos fuéramos y me dijo: “espérate poquito deja que me vean más”, se quedo un rato más con las nalgas y las tetas a la vista de todos, después así como estaba con su vestido enrollado a la mitad de su cuerpo se puso de pie y dio el último espectáculo para todos nosotros acomodándose su vestido lentamente dándole la espalda a los cinco brother que estaban atrás de nosotros se acomodo primero para parte de arriba dejándolos ver su nalgas a escasos centímetros de ellos y para los que estaban sentados en frente de nosotros y que si habían visto todo lo que hicimos esa noche les dejo ver su rica panochita cubierta por esa tanguita blanca, la bajo un poco disque acomodándosela y los dejo ver sus labios vaginales (la verdad yo creo que muchos se masturbaron esa noche pensando en mi Mujercita). Terminamos nuestras últimas cervezas y nos fuimos del table, mi Mujercita no tenía llenadera seguía muy pero muy caliente, en el coche se volvió a desnudar para mí y venía masturbándose y acariciándose riquísimo sus tetas yo venía disfrutando del espectáculo y le dije “cuando lleguemos a nuestro cuarto te voy a poner la cogida de tu vida me traes bien caliente” ella me miro a los ojos y me dijo “no quiero que me cojas en el cuarto, quiero que me cojas en el carro párate donde puedas porque ya no aguanto necesito que me metas tu verga” no me dijo dos veces me metí por unas callecitas y me detuve afuera de una casa que estaba muy oscura. Ella ya estaba lista me saco la verga del pantalón y se monto en mí, se movía riquísimo en su manera de coger me transmitía la calentura que tenía, las ganas de verga y lo bien que se la había pasado en el table “sssiii pppaaapppii ya te nneecceessiittaba” “cógeme, méteme tu verga” “aaayyy pppaaapppii” “te gusto que fuera tu puta que te hiciera tu sexi delante de todos” “te diste cuenta de cómo me veían todos, los tenía bien calientes” esas y muchas cosas más fueron algunas de las frases que me decía mi caliente, teibolera y muy puta Mujercita mientras cogíamos. Cuando terminamos seguimos besándonos deliciosamente por un rato para después continuar nuestro camino.

Esa noche cambio nuestras vidas, nos unió aún más, no hace mucho que vivimos esta experiencia hace un mes aproximadamente pero la seguimos recordando como si acabara de pasar, fue la mejor noche de nuestras vidas y todo lo que hicimos es sin duda lo más caliente, cachondo y atrevido que hemos hecho y vaya que hemos hecho muchas cosas. Esperamos que les haya gustado nuestra historia y pudieran al menos imaginar lo que nosotros vivimos y disfrutamos esa noche, las fotos que ilustran el relato no las tomamos en esa ocasión pero el vestidito y la tanga si son el atuendo que lucio mi Mujercita esa inolvidable noche. Las agregamos para que tuvieran una idea muy clara de los hechos, el video si es original de ese momento loco en nuestra noche más caliente y atrevida de nuestras vidas. Esperamos sus comentarios para saber que les pareció nuestra historia y sobre todo los invitamos a que compartan con nosotros sus experiencias ¿alguno de ustedes ha vivido algo similar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada